viernes, 5 de agosto de 2011

¿Que valor le damos al ambiente?

Desde la Psicología Ambiental, Kellert (1993) definió una tipología de nueves valores que reflejan un rango de expresiones físicas, emocionales e intelectuales de la tendencia biofílica (tendencia a buscar naturaleza viva. Amor por la vida)del ser humano de asociarse con la naturaleza.

1. Valor utilitario: se refiere a los beneficios físicos que se derivan de la naturaleza para el sostenimiento, protección y seguridad de la especie, como fuente de alimentación, medicinas, herramienta y vestido.



2. Valor naturalista: se refiere a la satisfacción dedicada del contacto directo con la naturaleza, que trae como beneficio la liberación de tensiones, la estimulación de la creatividad, reducción de estrés, etc. Deportes o paseos al campo y demás actividades afines.

3. Valor ecologista - científico: surge de la creencia de que la naturaleza puede ser entendida a través de estudios empíricos: se reconoce su estructura organizacional y su complejidad: cadenas alimentarias y pirámides de energía.

4. Valores estéticos:  relacionado con las concepciones de belleza, elaboradas por las diferentes culturales. e expresas en la tendencia humana de preferir unos entornos que otros. Se evidencia que hay una preferencia por los ambientes ricos en elementos naturales como el agua la vegetación o por los ambientes cargados de  afectividad.

5. Valor simbolico: nace de la tendencia animista de las personas que le atribuye poderes o cualidades humanas a objetos de la naturaleza. Se utiliza para comunicar diversos aspectos de la vida humana: uso de animales de peluche, fabulas, árboles de navidad, idolatría de elementos como el agua, el sol y la luna, etc.

6. Valor humanista: se expresa a través de sentimientos de amor y cuidado por la naturaleza. Usualmente se manifiesta hacia animales domesticados para el hogar o la industria, busca su protección y rehabilitación física y emocional. Igualmente hacia el cuidado de los bosques naturales, los humedales, entre otros.

7. Valor moralista: se refiere a los sentimientos de afinidad, responsabilidad ética y a la convicción de un orden y armonía en la naturaleza. Se intenta rescatarlos a través de la poesía, la religión y la filosofía.

8. Valor negativista: se refiere a los sentimientos de aversión o temores hacia varios aspectos del mundo natural como animales (serpientes, arañas, moluscos y fieras) o cierto tipo de vegetales o entornos como cuevas. Se evidencia en las fobias o agüeros, que reflejan predisposición, a veces colectivas, de miedo o desprecio.

9.  Valor dominante: refleja el deseo de dominar el mundo natural asociado con tendencias destructivas. Se considera a la naturaleza como un ambiente agreste que se debe domesticar para que se pueda ser utilizable. Es una tendencia depredadora de destruir los elementos naturales considerados como obstáculos del desarrollo de la humanidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada